Las mujeres, al igual que los hombres tienen dos piernas y pedalean de la misma forma. Sin embargo, históricamente, el ciclismo ha sido cosa de hombres y eso se puede ver aún en las tres grandes vueltas, que son destinadas para ciclistas masculinos y en los que las mujeres no pueden aparecer.

A pesar de eso, el ciclismo femenino en ruta va en un ascenso, lento pero sostenido, incluso en Colombia y otros países. Hoy en día, existe un calendario de la UCI World Tour que incluye muchas competiciones femeninas, pero aún queda mucho trabajo que hacer.

Inclusión por parte de los equipos

Hay equipos que manejan muchísimo dinero, y otros tantos que son más humildes. Un paso para poder promover la inclusión puede ser que los equipos se vean obligados a contar con una sección femenina que reciba un presupuesto similar o igual a la masculina.

Además, la otra gran diferencia son las carreras. Hoy en día, los equipos masculinos y femeninos ni siquiera tienen relación entre sí, y las carreras son completamente distintas. Si se exigiera que cada carrera tuviera una versión femenina, podrían aumentar en gran medida las competiciones femeninas World Tour, que actualmente solo son 23.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *